miércoles, 23 de marzo de 2011

Aviso para los creadores de problemas


El único camino que tenemos para matar la bestia de nuestra propia influencia es la honestidad, es la apertura. Vivir dentro del mercado no es excusa para perpetuar nuestro propio poder.

Liberadas de los dioses del arte y del naturalismo, nuestras ideas vivirán o morirán , pero al menos nosotras viviremos.

Muerte a Crimental.

Cuando ya estoy jodida, salgo fuera, el abrazo de las nuevas fronteras nunca significara el abandono de lo viejo.

Crimental son los retorcijones del nuevo mundo, contrabandeado a través de cada frontera en las cabezas y los corazones de los millones que formamos la nación de las disidentes, lanzada en notas atadas a ladrillos a través de los escaparates. Es cualquier cosa que escapa del control, el día que finges estar enferma para pasarlo a la orilla del mar, la comida compartida cuando el encargado desaparece, las calles de la ciudad liberadas una hora durante la manifestación, los sueños que se rebelan y se convierten en realidad.

Todos los textos anteriores y los que siguen han sido plagiados y arreglados por medio de un proceso colectivo.

Cualquier cosa escrita en cualquier idioma es obviamente el trabajo de los millones que desarrollaron las palabras y las ideas que lo constituyen., no solo de los expertos que quieren quedarse con el crédito. Por favor, tradúcelo, reprodúcelo, y adáptalo, esto y todo lo demás, a voluntad, citando o sin citar las fuentes, nosotras así lo haremos.

De lo que seguirá, nada es ni una verdadera historia ni ficción. Esto es simplemente la crónica de las cosas que van a pasar.

“Cuando la gran exploradora estaba muriendo, sus amigas se reunieron a su alrededor de su lecho y le suplicaron que suprimiera las partes de su historia que les parecían increíbles, para aguar sus milagros por medio de juiciosas omisiones, pero ella respondió que no había recordado ni la mitad de lo que había visto, hecho y soñado”

Dirán, si fracasamos, que renunciamos a todo para hacer una hermosa pero utópica negación, como si fuera una obra de arte lo que nosotras estamos creando. Dirán eso, como las generaciones de nihilistas que nos precedieron, que nosotras enunciamos la grandiosa negación y después nos retiramos a las tierras salvajes del olvido y la aniquilación, que el aire del crimental es irrespirable para las masas humanas.

Adoraran el producto, el suyo especialmente, y negaran la evidencia. Dirán que podría ser que no lo hayamos vivido, pero estamos vivas, ¡vivimos!, y así es como producimos estos fragmentos, este recuerdo pobremente cartografiado, para escupir en sus caras... O susurrar en sus oídos mientras duermen.

Los textos que seguirán son solo el polvo esparcido por las explosiones en las vidas de extraños, notas rápidamente garabateadas em los días que hace tiempo que pasaron, cuando lucharon por las libertades y las ganaron.

Todo este polvo, estas brasas y cenizas quizá contengan cierta carga que ayude a precipitar explosiones en las vidas de otras. De otra manera son inútiles. No las revuelvas a menos que estés decidida a empezar nuevos fuegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada