jueves, 22 de octubre de 2009

Hay un mundo secreto escondido debajo de este...

Hay una gran diferencia entre la vida que llevamos y la que queremos llevar.

Este mundo, el llamado mundo real, es solo apariencia. Aparta un poco la cortina y veras las que las librerías están llenas con historias de escapadas, las carreteras llenas de escapistas y simpatizantes, todos los recepcionistas y las madres sensibles están tirando de la correa tratando de encontrar una oportunidad de mostrar todo lo vivos que están todavía... y toda esa palabrería sobre practicidad y responsabilidad son solo amenazas y mentiras para evitar que estiremos nuestras manos y descubramos que el cielo esta ahí enfrente, a nuestro alcance.

Puedes notarlo en el impacto y rugido que te genera el primer o inesperado beso, en la sangre en tu boca después del accidente, cuando te das cuenta de que todavía estas vivo. Vuela en el viento que sientes en los tejados en las imprudentes noches de aventura. Lo oyes en la magia de tu canción favorita, como te levanta y te lleva de maneras que ni la ciencia ni la psicología podrán nunca explicar. Puede que hayas visto evidencias raspadas en la pared de un baño, en código, sin la clave, o quizás, has sido capaz de intuir un pálido reflejo de esto en las películas que hacen para mantenernos entretenidos. Está entre las palabras, cuando hablamos de nuestros deseos y aspiraciones, todavía al acecho en alguna parte, bajo las limitaciones de ser "practico" o "realista".

Cuando poetas, bohemios y radicales pasan la noche en vela hasta el amanecer, arruinando sus cerebros por la secuencia perfecta de palabras o actos para llenar los corazones (o las ciudades) de fuego, están tratando de encontrar su entrada oculta. Cuando los niños se escapan por la ventana para vagar en la oscuridad, o los luchadores buscan las debilidades en las fortificaciones del gobierno, están tratando de colarse en el, porque ellos saben bien que las puertas están escondidas. Cuando los adolescentes atacan un panel publicitario y provocan choques con la policía, o los anarquistas interrumpen una ordenada manifestación para romper los escaparates de una tienda de lujo, ellos están tratando de asaltar sus puertas.

Cuando haces el amor y descubres una nueva sensación o zona emocionante en el cuerpo de tu amante, y las dos os sentís como exploradoras descubriendo una nueva parte del mundo al nivel de los oasis del desierto o la costa de un continente desconocido, como si fuerais las primeras en llegar la polo norte o la luna, tu estas conociendo sus fronteras.

No hay lugar mas seguro que ese, por el contrario, es la sensación de peligro la que te devuelve a la vida: el sentimiento de que por una vez, por un momento que parece eclipsar el pasado y el futuro, hay algo real en juego.

Quizá irrumpas por accidente, una vez, maravillándote por lo que encontraras. El viejo mundo se deshará detrás y dentro de ti, ningún medico ni metafísico podrá devolverle su antigua forma de nuevo. Cualquier cosa anterior será trivial, irrelevante, ridícula y de repente tus horizontes alcanzaran dimensiones telescópicas alrededor tuyo, e inimaginables nuevos caminos se ofrecerán ante ti. Y quizá tú jures que nunca volverás, que vas a vivir el resto de tu vida electrificada por esta necesidad, con la emoción del conocimiento y la transformación. Quizá vuelvas.

El sentido común dicta que este mundo solo puede ser experimentado temporalmente, que es justo el shock de la transición y nada mas, pero los mitos que compartimos alrededor del fuego cuentan una historia diferente: Oímos de hombres y mujeres que estuvieron allí semanas, meses, años, que nunca volvieron, que vivieron y murieron allí con plenitud.

Sabemos, porque podemos sentirlo en el rinconcito atávico de nuestros corazones que conserva los recuerdos de libertad de los tiempos anteriores al tiempo, este mundo secreto esta cerca, esperándonos. Puedes verlo en el brillo de nuestros ojos, en la despreocupación de nuestros bailes y amoríos, en la protesta o la fiesta que se descontrolan.

Tu no eres la única tratando de encontrarlo. Nosotras estamos hay fuera, también..., algunas de nosotras incluso estamos esperándote a ti. Y debes saber que cualquier cosa que hayas hecho o estés pensando hacer no es una locura, sino algo bello, noble y necesario.

Revolución es simplemente la idea de que podemos entrar en este mundo secreto y nunca volver, o mejor, quememos hasta los cimientos este, para revelar completamente el que se oculta debajo.

Crimethinc. There is a Secret World Concealed Within this One

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada