martes, 20 de octubre de 2009

Ultimatum

A menos que garanticéis nuestras demandas desde ya y
en adelante, felicidad, autoestima, y claridad mental serán apartadas del populacho, por una implacable elite de ejecutivos publicitarios y otros psicólogos, utilizando un bombardeo constante de propaganda sobre los cinco sentidos para mantener el poder. (Mi madre empezó a fumar con trece años. Ha calculado que ha gastado suficiente dinero en cigarrillos como para retirarse ya de trabajar, si se lo devolvieran. Crecimos con anuncios de cigarrillos en todos lados, y ahora yo fumo también, ya no pueden anunciarse en cualquier lado, pero las mismas transnacionales anuncian otros productos por otros lados)
Las transnacionales robaran preciosas horas de las vidas de millones de humamos, convirtiéndolas en baratijas inútiles, polución, tedio y lesiones laborales como el síndrome de túnel carpiano. (Ninguno de sus nietos conoce a mi abuelo, el estaba siempre demasiado cansado cuando volvía del trabajo y no tenia ganas de hablar. Cuando se retiro el año pasado su empresa le dio un reloj. Nosotros todavía no le conocemos..., Imagino que en este punto el solo sabe, además de trabajar, ver televisión, y beber)
Estos atrapados dentro de las fronteras de este infierno, siempre en expansión, sacaran su apatía y su rabia fuera de si mismos y de otros, con armas de fuego, adicciones y relaciones abusivas. (Hace dos noches mi amiga fue violada a punta de navaja por un chico al que le pregunto si la podía traer de la fiesta, Ella había sido la única mujer que conozco que no había sido molestada físicamente todavía, Será muy duro para mi permitir que nadie vuelva a tocarme nunca mas.)
Los gobiernos reclamaran cualquier cachito de vida que permanezca, para destruirla de maneras más eficientes. (Mi tío se convirtió en heroinómano después de la reconversiones industriales del PSOE, después de una dura lucha se desengancho, ahora se esta muriendo de sida.)
Y todos los que combatan esto serán objeto de burla, se les negara el sustento, serán apaleados y encarcelados..., etiquetados como terroristas por los reales terroristas. (Mi amiga estaba haciendo marionetas para una manifestación, cuando los mossos entraron en el edificio con una estupida excusa. Gasearon a todo el mundo en la puerta, y empezaron a atacar indiscriminadamente a la gente, destruyendo las marionetas, que los periódicos llamaron mas tarde "armas". Cuando ella trato de interponerse entre su amiga y el policía que la estaba golpeando con una linterna, ella se llevo también lo suyo, y ahora la van a juzgar por asalto a la autoridad. Los periódicos alababan el trabajo de las fuerzas del orden por mantener bajo control la sociedad)
Estas parodias continuaran sin piedad o cuartel hasta que todas nuestras demandas hayan sido concedidas. Esto no es negociable. No son amenazas ociosas. Demonios, todas estas cosas están ocurriendo ahora y llevan ocurriendo desde siempre.

Nosotras tenemos exigencias que hacerle a cada hombre, cada mujer, cada niño y cada niña:

1-Cada individuo deberá buscar una vida que constantemente expanda sus horizontes, esto le dará las experiencias que necesita para discernir exactamente cuales son sus mas grandes deseos. Las cosas importantes no pueden ser enseñadas o explicadas. Ve a buscarlas. Ya.

2- Tenemos que crear maneras de satisfacer nuestras necesidades individuales, y simultáneamente proveer para las necesidades de otros. De otro modo, cada vez que nos preocupamos de nuestras propias necesidades, simplemente reforzamos el sistema de escasez que hace a otros sufrir, y no es en el mejor interés de nadie que vivamos en un mundo de mutua desconfianza y miseria.

3- El regalo debe reemplazar el intercambio como estándar de transacción económica, social y emocional. Y mientras todo pertenece todavía a los acaparadores cambistas (los poseidos los llamamos, estos me gustaría poseer) robemos, okupemos, revolvamos en la basura, etc. para poder empezar esta economía del regalo inmediatamente.

4- Necesitamos el control sobre todos los recursos de esta sociedad, no solo los fragmentos que recibimos como premios de consolación individuales, y necesitamos acuerdos sociales en los que el control pueda ser compartido para beneficio de todas. No es solo la cuestión de ser libres para perseguir nuestros deseos, sino mucho mas de ser capaces de participar en el proceso de darles forma, y para esto, debemos compartir el poder sobre el mundo que les da sentido.

5- Tenemos las armas para la guerra. Son el simple e infeccioso placer de romper las reglas, la soledad compartida por las reinas de la belleza y los ejecutivos viajando solos en recorridos sin sentido, ambos preparados para abdicar de sus roles en el instante que descubran un mundo poblado por personas en vez de piezas de ajedrez, la justa indignación sentida por cualquiera que tiene que transitar infructuosamente buscando un lugar donde descansar a través de las abarrotadas calles de una ciudad, quien siente en sus tripas como de fuera de lugar estamos los humanos en estas nuevas metrópolis.

6- Necesitamos un nuevo radicalismo, uno que nos pueda ofrecer todo, la oportunidad de hacer una revolución total y el coraje de aprovecharla, para esos que hacen hoy sus revoluciones solo en pequeñas parte: los adúlteros de media edad y los adolescentes escapados, los atracadores de bancos y los rateros, los voluntarios del cuerpo de paz y los que queman contenedores, los místicos religiosos y los autostopistas del sur, los miembros de las milicias y los alcohólicos anónimos, los defensores del software libre y los obreros de la construcción despedidos, y cualquier otro que tiene algo en juego en la formación de un nuevo mundo y ni idea de como hacerlo. Un radicalismo que pueda unirse a la lucha de los jornaleros andaluces o a la cruda furia de los anarquistas diletantes vándalos occidentales, sin ninguna implicación en trabajo caritativo o reforma juvenil, que pueda reclamar la superación del rol opresivo del arte en esta sociedad, sin negar o desmerecer el consuelo que el solitario poeta adolescente encuentra en el. Que pueda dar forma real a las falsas promesas de aventura implícitas en la música o moda "rebelde", una que pueda integrar las necesidades de un joven y violento vándalo con las de una madre soltera, un intelectual de escuela de arte y la niña que se fuga de casa. Una que pueda integrar a los violentos con la resistencia no violenta, mostrando que es una falsa dicotomía, como lo es cualquiera que se base en el nosotros/otros.

Crimethinc. Ultimatum

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada